Dolor del corazón: falleció Florian Schneider, ex Kraftwerk.

Haciendo un juego de palabras con el nombre del primer disco de Rammstein (banda que supo versionarlos), dolor del corazón es lo que todos los amantes de la música sentimos al enterarnos de la triste noticia del fallecimiento del señor Florian Schneider, co-fundador de la banda pionera de la música electrónica Kraftwerk. La noticia la dio a conocer Ralf Hüter, su compañero en Kraftwerk, en un comunicado donde mencionaba  «la triste noticia de que su amigo y compañero durante muchas décadas, Florian Schneider, falleció de una breve enfermedad de cáncer pocos días después de cumplir 73 años».

La partida física de Schneider es un importante hecho para la música, la ciencia, y la cultura, más allá de su importante de su lugar dentro del trabajo de la banda. Amén del aporte en lo musical, Florian fabricaba sus propios instrumentos, y aportó tanto en ideas como económicamente para la fabricación de la primer batería electrónica y el secuenciador Synthanorma Sequencer, un nuevo dispositivo especialmente construido para la banda por Matten & Wiechers y que constaba de un secuenciador analógico de 16 canales y 32 pasos, que servía para la construcción de elaboradas secuencias y líneas de sintetizador; aporte que cualquiera de nosotros hoy día utiliza diariamente para la composición y producción, tanto en nuestras computadoras y home studios.

Dentro del contexto histórico, mientras Inglaterra tenía a los Beatles, Alemania respondía con Kraftwerk. Sin embargo mientras los Beatles fueron muy  influyentes en la música en su época y no existía banda que no quisiera ser como ellos, lo de  Kraftwerk va mucho más allá que eso. Su influencia es tan vasta que sobrepasa las barreras de un género musical. Sus ritmos sentaron las bases y aportaron muchos a géneros como el hip-hop, synth-pop, techno, house y el pop mismo como lo conocemos. Los sonidos que crearon han sido sampleados por cientos de músicos e influyeron a artistas que van desde Afrika Bambaataa hasta Madonna, pasando por Joy Division/New Order,  la música techno de Detroit, Giorgio Moroder y Donna Summer. También para toda la primera generación del synth pop inglés y new wave como Ultravox, The Human League, Gary Numan, Soft Cell, Depeche Mode y muchos más como DAF, Front 242, Der Plan, Liaisons Dangereuses, Rammstein y una inmensa lista de grupos y artistas de todas las épocas que le deben mucho a Krafwerk.

En lo personal, crecí con su música y en parte por ellos me volví músico; cuando visitaron nuestro país en 1998 pude ir al recital en el estadio de Obras. Un recuerdo que tengo muy vivo fue ver a abuelos, padres, hijos y nietos, todos juntos asistiendo al concierto. Así como en mi caso, muchos crecimos escuchando a Kraftwerk y hoy nos invade una tristeza muy grande ya que la  desaparición física de Schneider es acompañada por muchos de los ideales que acompañaban la música del grupo que formaron parte también del ideario de la segunda mitad del siglo XX y que hoy día dejan la puerta abierta a nuevas ideas.

Pocos días atrás la banda había anunciado que se embarcaría en una gira de verano por América del Norte para celebrar el 50º aniversario del grupo con su clásico concierto 3-D por el que la banda es conocida, donde fusionan música y robótica. Los espectáculos de celebración fueron cancelados debido a la pandemia mundial de coronavirus. Un dato más, aunque fue nominada para el Salón de la Fama del Rock seis veces, la banda todavía no ha sido incluida.

Para cerrar la nota solo me queda hablar en nombre de muchos, gracias Florian, buen viaje y que descanses en paz.

Para conocer un poco mas sobre la historia de Kaftwerk puedes ver el siguiente video también: https://www.youtube.com/watch?v=MIG5FWLHOL4

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más noticias

Deja un comentario